El Ayuntamiento de Deba acuerda arrendar por un periodo de cinco años el terreno situado en la ribera para seguir utilizándolo como huerta ocupacional

08/01/2019
Mediante este proyecto de “Huerta Social”, se pretende la integración sociocultural y el desarrollo personal de las personas con dificultad de reinserción laboral.

Hace un par de años, el Departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Deba y Cáritas Parroquial pusieron en marcha un proyecto de “Huerta Social” en un terreno de unos 1.000 metros cuadrados situado en la ribera del Deba. El primer contrato de arrendamiento de dicho terreno fue firmado en septiembre de 2016 por un periodo de un año. En julio de 2017, mediante decreto de alcaldía, se acordó la prórroga del contrato por un año más.

Por parte de los servicios sociales del Ayuntamiento, encargados de la gestión de las huertas ocupacionales, se considera adecuado mantener el contrato de arrendamiento dado que el servicio se valora positivamente. Asimismo, el Ayuntmiento considera que el referido terreno resulta idóneo para seguir utilizándolo como huerta ocupacional. Por tanto, el Ayuntamiento ha acordado suscribir con los dueños de estas tierras un contrato de arrendmiento por un periodo de cinco años prorrogable por otros tres. La cuota anual será de 1.000€ + IPC, que se abonará en dos cuotas semestrales.

Huerta Social

Mediante este proyecto se pretende la integración sociocultural de las personas con dificultad de reinserción laboral; así como el desarrollo de su autonomía personal.

A lo largo de estos dos años, han pasado 26 participantes por esta Huerta Social. Hoy en día, dirigida por dos o tres monitores voluntarios de Cáritas Parroquial local y un técnico municipal, hay seis personas trabajando en ella.

Parte de los productos recolectados se reparten entre las personas participantes en el proyecto. El resto tiene como destino el banco de alimentos de Cáritas Parroquial local, entidad que se encarga de distribuirlos entre las personas necesitadas.