Flysch negro

Este paseo nos permitirá conocer los secretos del flysch más desconocido del Geoparque, el flysch negro de Deba. Viajaremos 100 millones de años hasta los primeros episodios de la apertura del Golfo de Bizkaia, para descubrir un paisaje submarino formado por grandes arrecifes de coral, abanicos submarinos profundos, terremotos y pequeños caprichos naturales como las conocidas septarias de Deba.

 

Ficha técnica

Mapa y perfil del recorrido

Puntos de interés en el recorrido

 

Descarga la ruta Flysch negro

Descarga el track GPS - Wikiloc

Ficha técnica

Duración: 30'

Longitud: 1,9 km

Dificultad: Baja

Inicio: playa Lapari

Final: escollera

Mapa y perfil del recorrido

Puntos de interés en el recorrido

Flysch negro

El flysch negro de Deba se distingue claramente del resto del flysch del biotopo por su color oscuro. Esta formación está compuesta por lutitas y margas de color casi negro, e intercalaciones constantes de turbiditas amarillentas, creadas por flujos gravitacionales que caen por grandes cañones tallados en el talud. El flysch negro se forma en un gran abanico de sedimentos que se extiende desde el talud hasta la llanura submarina.

 

Pliegue tumbado de punta Aitzandi

 

La punta de Aitzandi contiene los pliegues más espectaculares de todo el biotopo. Cuando las capas del flysch fueron comprimidas entre la península Ibérica y la placa europea, sufrieron grandes esfuerzos tectónicos compresivos que deformaron las rocas como si fueran plastilina. Esta fase de deformación, que comenzó hace unos 50 Ma y terminó hace unos 20 Ma, se llama Orogenia alpina y es la responsable de la emersión de la cadena pirenaica y los montes vascos.

 

Playas de Lapari y Santiago

 

Las playas de Deba (Santiago y Lapari) ocupan una superficie total de 80.000 metros cuadrados. Es aquí donde comienza el biotopo protegido entre Deba y Zumaia, 8 km de costa salvaje. Un entorno especialmente atractivo por la belleza de sus grandes acantilados y los paisajes bucólicos de campiña atlántica que esconden un precioso tesoro: el flysch y la rasa mareal de Deba.

Paseo Pablo Sorozabal

 

El paseo de Sorozabal es un lugar tranquilo para pasear, desde donde podemos contemplar el espectáculo del mar Cantábrico rompiendo contra la costa. Aquí se encuentra el monumento a Pablo Sorozabal realizado por Koldobika Jauregi.

 

 

Losetas y bloques de caliza

Los grandes bloques que conforman los laterales del paseo de la escollera del río Deba son un excelente ejemplo de las calizas arrecifales duras que se formaron en las plataformas más someras, al tiempo que el flysch negro se estaba depositando en los surcos más profundos. Si nos fijamos en los planos cortados y pulidos de estos bloques, podremos distinguir multitud de fósiles de algunos de los organismos que formaron los arrecifes coralinos del Cretácico inferior.