Al mes de decretar la situación alarma, llega el momento de mirar al futuro

17/04/2020
Esta semana se ha cumplido un mes desde que se declarara el estado de alarma por el virus covid-19. La primera función del ayuntamiento fue tomar medidas para dar respuesta a las necesidades sanitarias de primera necesidad. Un mes después, sin embargo, ha llegado el momento de poner el punto de mira en la situación venidera. El alcalde, Gilen Garcia, está realizando una ronda para conocer las necesidades y deseos de los agentes del municipio. Asimismo, el gobierno municipal está estudiando qué medidas puede adoptar el ayuntamiento para paliar el impacto económico.

Estos días no están siendo fáciles para la ciudadanía y el ayuntamiento es consciente de ello. En los primeros días hubo que tomar medidas urgentes: cerrar edificios, suspender actividades, organizar el teletrabajo de la plantilla municipal, decidir cómo actuar con los contratos... También se adoptaron medidas de apoyo a colectivos vulnerables, como la puesta en marcha de la red de cuidados.

Posteriormente, se han adoptado una serie de medidas económicas dirigidas a aliviar la carga de la ciudadanía, flexibilizando los plazos en las tasas, por ejemplo. Y en estos momentos, el Ayuntamiento está analizando otras ayudas, para comerciantes, hostelería... y el Alcalde está realizando una ronda para conocer sus inquietudes y necesidades al respecto.

Ha pasado un mes y según las autoridades sanitarias todavía queda mucho camino por recorrer. Por ello, el gobierno municipal de Deba también ha puesto el foco en el futuro: "Estamos pensando y preparando los cambios que vamos a tener que hacer en diferentes ámbitos, trabajando con otros agentes políticos municipales, con la Entidad Local Menor de Itziar y con agentes municipales", ha explicado el alcalde, Gilne Garcia.

El alcalde ha aplaudido la actitud que está mostrando la ciudadanía, por la disposición a colaborar y a cuidar de sus convecinas y convecinos.